El fin de las AFJP

La timba de las AFJP, el papel del Estado y la esquizofrenia opositora
*Por Horacio Cesarini

El gobierno de Cristina Fernández tomó por el cogote a la gallina de los huevos de oro y desbarató a la asociación ilícita que formaban las AFJP, cuyo “modus operandi” dejó las huellas dactilares latentes sobre el ahorro de los argentinos. En el levantamiento de indicios tras los allanamientos(1) se detectaron “ciertas inconsistencias”, comprobándose que de cada 100 pesos que percibía el sistema privado tomaban (¿o hurtaban?) treinta y cinco en concepto de “gastos de administración” y de escandalosas comisiones que se triplicaron en los últimos 10 años y el saldo era azarosamente colocado en la timba financiera de los “mercados de futuro”. Resultó que hay 33.000 jubilados que no tienen un solo peso en sus cuentas y que un 77% de los afiliados cobra gracias a los fondos públicos. El Estado pone cuatro mil millones de pesos anuales para sostener el sistema de las AFJP, dejando de percibir 100.000 millones de pesos durante los 14 años de existencia del sistema privado de jubilaciones, el equivalente al 2,8 del PBI. No se está discutiendo por mendrugos.
(Nota completa)

 
© Diseño producciones BM