Profundo dolor en Almirante Brown


Claudia Molina, esposa del intendente Darío Giustozzi dejo de existir cerca de la medianoche de ayer miércoles como consecuencia un derrame cerebral que sufriera el día anterior cuando participaba de un acto en Adrogué.
La abogada de 42 años, se desempeñaba como subsecretaria General del municipio y durante la tarde del martes, sufrió un desmayo cuando participaba de un encuentro en conmemoración de los derechos cívicos de la mujer que se realizaba en la Casa Municipal de la Cultura.
(Nota completa)

 
© Diseño producciones BM