(24/09 - Agencias Rebelión - Adital) Ya son cerca de 300 los detenidos tras la violenta represión militar y policial que en la mañana de ayer se produjo contra la manifestación pacífica de miles de hondureños que celebraban la entrada del presidente Manuel Zelaya al país. Zelaya obtuvo refugio en la embajada brasileña de Tegucigalpa a la que se cortó el agua, la luz y el teléfono, decretando por parte del gobierno golpista el toque de queda en la ciudad.
(Nota completa)

 
© Diseño producciones BM