No está mal hacer política, no está mal tener ambiciones políticas, lo malo es, en todo caso disfrazar esos legítimos intereses con otros legítimos derechos, como los de la protesta gremial, pero que mezclados, camuflados uno de otro se bastardean entre si y bastardean a quienes lo protagonizan. El acto de este miércoles como lanzamiento de la campaña Moyano 2015.

Notas Relacionadas:

 
© Diseño producciones BM