Ninguna emoción justifica la muerte

En una sociedad donde los bienes son sinónimo de éxito no debiera resultar común que incluso el ser humano fuera atesorado como tal. Y algo de eso debe haber en los celos enfermizos que llevan a la violencia e incluso al asesinato.

Lo preocupante no es que esto ocurra, sino que la justicia, que debiera velar entre otras cosas que se cometen violentando la ley sean castigados se manejan con conceptos según los cuales este tipo de conceptos son tomados en cuenta como atenuantes.

Cada vez en más casos machismo y capitalismo se mixturan para dar un combo mortal a la hora de un engaño amoroso o lisa y llanamente del adiós por finalización de los sentimientos.

Notas Relacionadas:

“Nuestro enemigo es el patriarcado”
Perla Prigoshin, titular de la CONSAVIG, Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género.

Emoción violenta o Femicidio
*Por Ivanna Rezano

 
© Diseño producciones BM